1 / 73
Reservado

Hotel Restaurante As Rodas

Sada, A Coruña · Ver mapa

Solicitar Presupuesto
¿Ya lo has reservado?

Detalles

Mostrar más detalles

Descripción

Desde que se fundó en 1987, el restaurante ha sabido mantener sus valores y la calidad de sus servicios. As Rodas os ofrece un ambiente cálido y acogedor para que disfrutéis de un día maravilloso. En sus instalaciones se combina un estilo tradicional, de antaño, con algunos elementos más modernos. Es, sin duda, una de las joyas que se esconden en esta ciudad gallega. Un espacio excelente tanto por su belleza como por su gastronomía.

Espacios y capacidades

El restaurante As Rodas dispone de unas preciosas instalaciones en las que encontraréis el escenario perfecto para el gran día. De estilo rústico, sus acabados en piedra y madera, hacen de ellas espacios únicos y acogedores donde os sentiréis como en casa:

  • Salones: elegantes, de colores vivos y distribución funcional
  • Zona ajardinada: ideal para degustar el postre o disfrutar de una velada mágica y romántica
  • Parque infantil
  • Parking

Servicios que ofrece

La organización del restaurante As Rodas se conoce por su trato amable y la calidad de sus prestaciones. Ellos os ofrecerán todos los servicios necesarios para que vuestra celebración sea un éxito. Un equipo de expertos os asesorará y ayudará en todo lo necesario, vosotros tan sólo tendréis que pedirles aquello que deseéis.

Gastronomía

La carta del restaurante está confeccionada con los mejores productos de la tierra y del mar, en la que destacan los pescados, mariscos, carnes, verduras y hortalizas de primera calidad. Ellos seleccionan los productos más frescos y de temporada para crear las recetas tradicionales añadiendo siempre un toque innovador. Para regar los platos, su bodega cuenta con los más deliciosos vinos gallegos y peninsulares.

Leer más

Opiniones

5.0/5

100% de los novios lo recomiendan

18 fotos de usuarios

Maria
Maria Del Carmen Pacheco Rodriguez

Se casó el 25/08/2018

5.0 Ver más
  • Calidad del servicio 5.0
  • Relación calidad/precio 5.0
  • Profesionalidad 5.0
  • Respuesta 5.0
  • Flexibilidad 5.0
Nosotros celebramos nuestra boda civil y banquete. Tanto Sonia como su hermano estuvieron pendientes en todo momento para que todo fuera perfecto, así fue desde la decoración de la ceremonia y el ... Leer más banquete a la comida.
Lore
Lore Da

Se casó el 18/08/2018

5.0 Ver más
  • Calidad del servicio 5.0
  • Relación calidad/precio 5.0
  • Profesionalidad 5.0
  • Respuesta 5.0
  • Flexibilidad 5.0

Sin duda la mejor elección

No tengo ni un solo pero para este restaurante, desde que lo escogimos no nos pudimos sentir más en casa, gracias a Sonia por involucrarse como si fuera su propia boda. Cada uno de los detalles ... Leer más cuidadosamente colocado para que todo estuviera a nuestro gusto. La comida, increíble, un sabor todo. Volvería a repetir 10000 veces más.
Jessi
Jessi

Se casó el 26/05/2018

5.0 Ver más
  • Calidad del servicio 5.0
  • Relación calidad/precio 5.0
  • Profesionalidad 5.0
  • Respuesta 5.0
  • Flexibilidad 5.0

Gracias chicos

Quería agradecer desde aquí la gran profesionalidad que tuvieron con nosotros. El cariño que nos trasmitieron, la amabilidad de los camareros, correctos y simpáticos en todo momento. Los preciosos ... Leer más pequeños detalles que hicieron un día perfecto. Lo rica que está la comida y la suerte que tuve al elegirlos. Gracias.
Marta
Marta Rodriguez

Se casó el 17/09/2016

5.0 Ver más
  • Calidad del servicio 5.0
  • Relación calidad/precio 5.0
  • Profesionalidad 5.0
  • Respuesta 5.0
  • Flexibilidad 5.0
Primero que nada decir que repetiríamos mil y una veces nuestra boda en As Rodas, ya que creemos que no es fácil encontrar un sitio donde se mezcle la buena predisposición de los dueños del local con ... Leer más un ambiente tan familiar y cercano, que lo único que consigue es que no quieras marcharte del restaurante porque poco a poco se ha convertido casi en tu casa. Creemos que nuestra boda era todo un reto y que no era fácil de encajar en cualquier lugar, por eso nos encantó la disposición de Sonia, que desde el principio nos fue diciendo que si a cualquier propuesta que se nos ocurrió organizar, meter en la ceremonia, los pinchos, el banquete y durante toda la boda. Para empezar necesitábamos un sitio donde alojar a nuestros invitados, ya que la gran mayoría viajaba desde lejos para estar con nosotros, y As Rodas nos daba esa posibilidad ya que tiene un hotel muy cómodo, en el mismo lugar donde íbamos a celebrar la boda. Queríamos que nuestra boda fuera diferente, que en cada momento hubiera detalles muy nuestros y momentos organizados por nosotros, que en la mayoría de los sitios no encajaban por varios motivos que nos decían, que para nosotros no tenían sentido, como por ejemplo, saltarnos el protocolo, que los platos no iban a llegar calientes a la mesa, que la decoración era cosa del restaurante o pazo, precios desorbitados y un largo etcétera que nos iba desilusionando, ya que no entendíamos porque no podíamos hacer lo que quisiéramos en cada momento, saliéndonos de los clichés establecidos dentro de un mundo creado sólo por y para el negocio, sin importar que los novios quisiéramos que la boda fuera 100% nuestra y con el único objetivo de sacar la mayor rentabilidad posible a la época alta de bodas. Entonces llegamos a As Rodas, recomendados por un restaurante cercano, le propusimos a Sonia la tormenta de ideas que teníamos en la cabeza, que en ese momento eran muchísimas y ella nos fue escuchando con mucha atención y reteniendo lo que era más importante, la esencia de lo que queríamos hacer. Fuimos poco a poco mirando el menú, siempre abierto a nuestras propuestas, cosa que nos encantó porque no estaba cerrado ni impuesto como en otros sitios. Nos ofreció la posibilidad de visitar el restaurante tantas veces como quisiéramos, para ver el montaje del salón, de la ceremonia, dándonos ideas en cada visita. Poco a poco todo iba cogiendo forma y, en este proceso, tanto Sonia, como su hermano Suso, nos fueron dando consejos y proponiendo nuevas opciones, incluso haciendo pruebas de partes de la decoración que no teníamos del todo claras. Cada vez alucinábamos más de forma muy positiva ya que veíamos que estaban implicados con nosotros al 100%, disfrutando del proceso y haciendo, por qué no, suyo también este momento. La semana de antes de la boda fue llegando poco a poco, y tras una reunión donde cerramos casi todo, empezó todo el proceso, ya que quisimos hacerlo todo nosotros: los detalles en las habitaciones del hotel, la música de la ceremonia, las palomitas que nos iban a tirar después, la beer bar, el photocall y el sitting plan en los pinchos, la mesa dulce, la mesa de regalos, nuestra casa de huellas y una larga lista en la que Sonia, Suso y nuestros amigos nos ayudaron muchísimo. Fuimos muchos días a probar como quedarían las cosas y Sonia y Suso estuvieron en todo momento con nosotros, dándonos libertad de horarios y proponiéndonos que hacer en cada momento y con cada detalle, siempre dejándonos las última decisión a nosotros. Incluso nos dejaron ir a ensayar nuestro baile varias veces en el propio salón. El día llegó y todo lo planeado fue sucediendo, la llegada de los primeros invitados, la comida con ellos ya en As Rodas, los últimos detalles de la decoración y nuestra preparación. Los nervios se fueron todos cuando Suso vino a avisarnos que todo estaba preparado y podíamos bajar a la ceremonia. La tranquilidad que nos transmitían los dos es algo incomparable, y vivir este momento tan especial con ellos, ha sido lo mejor que podíamos hacer. Estuvieron atentos en todo momento, haciendo que todo fuera muy fácil y avisándonos de lo que podíamos hacer durante el banquete, ya que teníamos varias sorpresas organizadas, tanto nosotros como los invitados. Tarea nada fácil para Sonia ya que nos coordinó a todos sin que se descubriera nada hasta el momento adecuado. Lo mejor de todo esto es que nos propusieron las cosas siempre para que la boda fuera como nosotros queríamos y nunca nos impusieron nada que no quisiéramos hacer, como nos habría ocurrido en otros lugares. La comida y el servicio del banquete y los pinchos fue espectacular, y si, es posible comer todos los platos calientes cuando todo está a favor. Los camareros lidiaron con el banquete-fiesta que organizamos con nuestros invitados y en ningún momento esto fue un impedimento para que todo saliera tal y como teníamos pensado, al contrario, fue incluso mejor. Como veis sólo podemos tener palabras buenas hacia As Rodas porque hicieron que nuestro día fuera como queríamos, ofreciéndonos todas las posibilidades y opciones, y solucionando varios imprevistos, para que todo saliera de 10. Recomendaremos As Rodas siempre, tanto para bodas como para alojarse, como para ir a comer o cenar cualquier día ya que personas así hay en pocos sitios.
Crespo
Andrea

Se casó el 08/01/2016

5.0 Ver más
  • Calidad del servicio 5.0
  • Relación calidad/precio 5.0
  • Profesionalidad 5.0
  • Respuesta 5.0
  • Flexibilidad 5.0
Muy buen servicio. Comimos genial, hicimos alguna que otra sorpresa y tuvieron una disposición siempre dispuesta, la verdad es que muy bien. También nos dieron ellos una sorpresa que no nos ... Leer más esperábamos, no la voy a contar por si acaso, pero eso, genial. Relación calidad precio inmejorable.
Todas las opiniones

Premios

Menús

Bodas reales

Vídeos

Todos los vídeos

Empresas Colaboradoras

Volver arriba