1 / 78

Hotel Can Darder

Llagostera, Girona · Ver mapa

Solicitar Presupuesto

Detalles

Mostrar más detalles

Descripción

Vuestra boda será inolvidable en el Hotel Can Darder, Nature Resort, Llagostera, Costa Brava. Ubicado en un paraje singular dispone de un entorno natural, rodeado de bosque, jardines centenarios, majestuosas secuoyas y a 10 kilómetros del mar.

Con una relevante gastronomía preparada especialmente por nuestro reconocido chef, con una variedad de aperitivos y platos a elegir a la carta. Su carpa con capacidad para más de 140 personas, cuidadosamente presentada, es un espacio idóneo para una celebración inolvidable.

Espacios y capacidades

El Hotel Can Darder es una masía del siglo XVII totalmente reformada y adecuada, con una ubicación única.

Un bosque autóctono de 70 hectáreas y unos jardines exclusivos que ponemos a su disposición para una ceremonia civil, que no dejará indiferentes a sus invitados.

El Hotel Can Darder dispone también de 15 habitaciones, 2 suites y una Villa que pone a disposición de vuestros invitados, y por supuesto la Suite Nupcial obsequio del hotel y la posibilidad de disfrutar de la zona de wellness en los preparativos.

Servicios que ofrece

La mejor y reconocida gastronomía, la experiencia y profesionalidad del equipo y el lugar idílico para que vuestro día sea inolvidable.

Os proponen un animado Disc Jockey y preparan específicamente la presentación de vuestra boda con la ornamentación floral, mantelería, vajilla, minutas y todos los detalles.

Gastronomía

El Hotel Can Darder os ofrece la mejor gastronomía, que consiste en un amplio aperitivo servido en el jardín con más de 20 propuestas y una amplia selección de bebidas, exquisito menú a elegir en la degustación gratuita, junto a una cuidada bodega de vinos y cavas. Y para finalizar, el baile con Dj u orquestra en directo, con una amplia gama de combinados con las marcas más selectas.

Otros servicios

El Hotel Can Darder es la elección ideal por ubicación, instalaciones, servicio y gastronomía para la celebración de aniversarios, fiestas familiares, comuniones, bautizos.

Localización

El Hotel Can Darder, a 45 minutos de Barcelona, 15 de Girona es el paraje idóneo para vuestra boda, bien comunicado por todas las vías de acceso.

Leer más

Opiniones

4.7/5

100% de los novios lo recomiendan

6 fotos de usuarios

Alejandra
Alejandra Calvé Ollig

Se casó el 29/09/2018

5.0 Ver más
  • Calidad del servicio 5.0
  • Relación calidad/precio 5.0
  • Profesionalidad 5.0
  • Respuesta 5.0
  • Flexibilidad 5.0

Estupendo servicio y atención

Superfelices de haber elegido este lugar para celebrar nuestro enlace. Agradecer a todo el equipo de Can Darder por toda su atención y profesionalidad. En especial a Cora y Moha. Deliciosa la comida ... Leer más que todos mis invitados alabaron. Mil gracias por todo.
Sandra
Sandra Escude

Se casó el 29/09/2018

3.0 Ver más
  • Calidad del servicio 4.0
  • Relación calidad/precio 3.0
  • Profesionalidad 3.0
  • Respuesta 3.0
  • Flexibilidad 2.0

Un hotel precioso pero...

El Hotel Can Darder es un lugar precioso para celebrar una boda. La nuestra ha quedado exactamente como la habíamos imaginado, campestre, auténtica y de encanto. Ceremonia en el bosque, cena y fiesta ... Leer más fuera, la mitad de nuestros invitados se quedaron a dormir en el hotel ( 55 personas) lo que nos permitió festejar hasta el amanecer. Sin embargo, quiero resaltar aquí algunos puntos que no nos han parecido correctos por parte del hotel: Primero, hemos aprendido algunos meses antes de la boda que el pack decoración que proponen de 800 euros era obligatorio. No estaba escrito en ningún presupuesto que habíamos firmado y nunca lo mencionaron durante nuestros intercambios. En el pack había varias opciones que no nos interesaban y hemos tenido grandes dificultades para negociarlo. Segundo, cuando llegamos 2 días antes de la boda en el hotel, había una carpa grande en el jardín justo donde teníamos que tener la cena. Nos dijeron que siempre la dejaban allí por si "llovía", sin embargo, nosotros nunca la habíamos visto y tampoco nos la mencionaron en ningún momento. Preveían gran sol para el día de la boda, por lo que les dijimos que no se podía quedar la carpa allí. Nos dijeron vale, pero hay que pagar el desmontaje, lo cual nos hemos negado obviamente y al final la quitaron. Pero otra cosa que hemos tenido que negociar. Y por fin, habíamos fijado desde el principio el fin de la barra libre a las 5 de la mañana más o menos. Pero el día de la boda, justo antes del postre, nos dijeron que los camareros del bar se iban a las 3 y que teníamos que decidir el número de botellas que queríamos para el final de la fiesta. También hemos tenido que negociar el precio de las botellas, ya que era muy exagerado lo que nos pedían (¡75€/botella!). Ha sido muy desagradable tener que gestionar esto durante nuestra boda cuando solo era cuestión de hablarlo antes. En fin, ha faltado comunicación y profesionalidad en varios aspectos. Aparte de esto, el personal del hotel ha sido encantador, amable y atento en todo momento con nosotros y nuestros invitados, les agradecemos de todo lo que han hecho para nosotros, la comida era muy buena y hemos tenido una fiesta increíble. A nuestros invitados les ha encantado todo. Por lo que sí recomendamos el hotel, pero vigilando los puntos que he mencionado arriba.
Marta
Meritxell Capseta

Se casó el 12/05/2018

3.2 Ver más
  • Calidad del servicio 4.0
  • Relación calidad/precio 4.0
  • Profesionalidad 2.0
  • Respuesta 2.0
  • Flexibilidad 4.0

Magnífica celebración pero...

Con un toque amargo. Las instalaciones del Hotel Can Darder son perfectas para aquellos que os imaginéis una boda rodeada de naturaleza y tranquilidad. El entorno es espectacular, hay muchísimos ... Leer más espacios dónde poder realizar la ceremonia (bosque, césped,…), un espacio para la recepción de invitados, espacio precioso para el aperitivo y un comedor suficiente (quizás un poco justo si hay que poner más de 10 mesas). Una parte de los invitados pueden quedarse a dormir y puedes reservar el 100% del hotel solo para tu evento. Cosa que es genial. La comida espectacular, no tuvimos ninguna queja por parte de los invitados (Aunque luchamos algunas cosillas durante las pruebas de menú, que para eso están). Aunque el resultado final fuera bueno, nos sentimos con la obligación de comentar algunas cosas que quizás no nos gustaron tanto y os pueden ayudar a preparar vuestro enlace: - Lo que más nos afectó fue un fallo en la gestión de la organización del evento y comunicación entre proveedor-cliente. Varios meses antes y viendo que mayo era un mes con alta probabilidad de lluvia, pedimos que nos explicaran cuál sería el plan B (ya que cuando contratamos el día de la boda, todavía no tenían uno definido, pero nos aseguraron que habría uno a la altura del Hotel). Durante varios meses e intentos de comunicación, el plan B no quedaba nunca claro (una carpa comprada tardó 2 meses en llegar y al final resultó no aparecer nunca, no nos especificaban exactamente en qué y cómo se realizarían los distintos espacios durante la boda en caso de lluvia: recepción invitados, ceremonia, aperitivo, banquete y baile… ya que sólo hay un gran espacio cubierto. El colmo fue, que la misma semana antes de la boda, todavía no sabíamos cómo iba a solucionarse, nos habían dado alguna opción por teléfono y no nos parecía suficiente. Nos proponían unas carpas cuya capacidad era bastante inferior a la necesaria para cubrir a todos nuestros invitados y la previsión para el día de la boda, era de tormenta. Pedimos en varias ocasiones poder hablar con una persona responsable del Hotel, por encima de la que hasta ahora no había podido ofrecernos ninguna solución a nuestras preguntas. Eso no fue posible y dos días antes de la boda estábamos pendientes de recibir la información de capacidad de las carpas, distribución de los diferentes actos de la boda, etc… pero el resultado no sólo fue que nadie nos llamó, sino que la persona responsable tuvo el teléfono apagado durante todo el día (era su día de fiesta) y dejó como responsables para darnos respuesta (ninguna) a la chica de recepción y al metre. Volvimos a pedir poder hablar con el director del Hotel, y la respuesta volvió a ser negativa. Así que nos presentamos al lugar de la boda el día antes (ya que dormíamos allí para poder terminar de preparar algunas cosas), sin todavía saber cuál sería el plan B y con previsión de lluvia para todo el día. ¡Sorpresa! Al llegar había algunas carpas marrones y oscuras fijadas en la parte dónde se realizaba el aperitivo. Fijas. No podían moverse, de modo que si al final no llovía, la zona del aperitivo quedaba totalmente desmerecida. Cuando hablamos por teléfono con la responsable de las carpas (que creíamos insuficientes por capacidad), nos repitió que podrían moverse en caso de no-lluvia. Pedimos explicaciones de por qué no se nos había llamado el día anterior para explicar el procedimiento y no tuvimos respuesta, les dijimos que ésas carpas no eran de nuestro agrado y que no las queríamos allí si finalmente no llovía. Al final, apareció el Director del Hotel a pocas horas de realizar el enlace. En lugar de disculparse por el jaleo, nos hizo la siguiente pregunta: “Yo necesito saber si mañana aquí hay boda o no hay boda”. Nos quedamos a cuadros, y la conversión siguió durante un buen rato sin ser muy agradable, faltaban menos de 24 horas para que empezara todo y los nervios estaban por las nubes. Finalmente nos dio la opción de quitar las carpas; siendo nuestra la responsabilidad y no la del Hotel, de que si llovía, no tendríamos ningún plan B y no podríamos reclamar nada a nadie. Aceptamos y pedimos quitar las carpas. Tuvimos mucha suerte: no llovió durante el rato que realizamos cosas en el exterior, pero las semanas previas que pasamos previas a la boda, no tienen perdón. - Algunas cosas de las que habíamos acordado, como los licores que habría en la barra libre, no se cumplieron. (Estaban escritos en el contrato). Se terminó algún tipo de bebida alcohólica y brilló la ausencia de otros licores acordados (que Moha fue a comprar, pero nos los tuvimos que beber calientes). - Se nos pidió que los invitados que se quedaran a dormir llegaran antes para poder hacer el check-in sin problema. Muchos venían de lejos y sin vestir, pero algunos llegaron a esperar más de una hora por poder entrar a la ducha y arreglarse para el evento. - Otra cosa que no nos gustó, es que la propietaria del hotel y su hija estuvieron paseándose por el medio del banquete como si de invitadas se tratara. Tuvimos que pedir que por favor, dejaran de pasearse por entre las mesas de nuestros invitados. Aun así, durante toda la preparación previa a la boda, Cora no nos puso ningún inconveniente en aceptar todas las propuestas que les hicimos. Tener en cuenta que Moha, el metre, está capacitado al 200% para la gestión y solución de imprevistos. Confiad en él y cualquier cosa que veáis que no está saliendo como esperabais, no dudéis en hacérselo saber y hará literalmente, todo lo que pueda para solucionarlo de la mejor manera posible. Por los invitados no os preocupéis, ¡ellos están de juerga! A todos les encantó el día y nos felicitaron por el resultado.
Nina
Nina Kater

Se casó el 05/05/2018

5.0 Ver más
  • Calidad del servicio 5.0
  • Relación calidad/precio 5.0
  • Profesionalidad 5.0
  • Respuesta 5.0
  • Flexibilidad 5.0

Un dia inolvidable

Desde el principio hasta el final estuvieron atentos y nos guiaron en todo. Tema comida es excepcional, la calidad es buenísimo y el equipo de restaurante infalible. Sobre todo Moha fue un verdadero ... Leer más profesional, en todo momento estuvo atento a todo detalle y atento a no solo los invitados sino a nosotros los novios que se agradece muchísimo. Cora se adapto a todo lo que le pedimos, nunca nos ponía un pero ni se le iba la sonrisa. El día de la boda realmente puedo decir que disfrutamos porque todo el equipo lo tenia todo controlado. El sitio es encantador, de ensueño... realmente fue mi boda de ensueño. Mil gracias
Miquel
Miquel Massague

Se casó el 07/10/2016

5.0 Ver más
  • Calidad del servicio 5.0
  • Relación calidad/precio 5.0
  • Profesionalidad 5.0
  • Respuesta 5.0
  • Flexibilidad 5.0
Descubrimos este maravilloso lugar por casualidad buscando un hotel para nuestros invitados. Una vez allí nos dimos cuenta que se dedican a hacer bodas, y sin dudarlo decidimos que ese era el sitio ... Leer más donde nos queríamos casar. La localización es perfecta, en medio de la naturaleza, con bosques que lo rodean, el hotel es precioso. Las habitaciones decoradas con mucho gusto y encanto. Es el sitio ideal. Y la cocina es excelente. Se encargaron de todo, no nos tuvimos que preocupar por nada. La comunicación siempre ágil y dinámica. El trato es perfecto. ¡Sin duda lo recomendamos al 100%! Muchas gracias Raquel por todo, nunca olvidaremos nuestra boda. Y muchas gracias a Eric, ¡la comida fue espectacular!
Todas las opiniones

Premios

Menús

Bodas reales

Vídeos

Todos los vídeos
Volver arriba