Luna de miel

Luna de miel en Namibia: el reino de los himba

Por Lola Márquez, el 07/09/18
Lola Márquez
Luna de miel en Namibia: el reino de los himba
Kinsai

¿Aún no tienes la luna de miel? ✈

Pide información
Comentar

Namibia es un destino con algunos de los paisajes más espectaculares del planeta. Las dunas rojizas del desierto de Nabid y la Costa de los Esqueletos son algunos de los lugares que podréis descubrir en este país de mágicas noches estrelladas.

¿Los detalles de boda llegarán a tiempo? ¿El florista se acordará de las instrucciones sobre el ramo de novia? ¿Estará perfecto el traje de novio en la última prueba?… Una boda precisa de mucha organización y bastante tiempo, por lo que es importante tomarse todos los preparativos con calma y sin prisa, pero también sin pausa. Entre los diferentes aspectos que conviene tener en cuenta de un enlace está elegir el destino de la luna de miel. ¿Tenéis claro el vuestro? Si no es así, Namibia, en el suroeste de África, seguro que os enamora y os sorprende con sus paisajes de extraordinaria belleza. Tomad nota de los imprescindibles en un país repleto de sorpresas.

Parque Nacional Etosha, la belleza de África

Se trata de uno de los Parques Nacionales más grandes del mundo, con cerca de 23 000 km2 de extensión. Sus llanuras con acacias y bosques de mopanes esconden manadas de animales salvajes en libertad. ¡No os perdáis los safaris! Os permitirán descubrir jirafas, leones, guepardos, elefantes y rinocerontes negros en su hábitat natural. En parte de su territorio se encuentra el Etosha Pan, una gran extensión de arcilla blanca, que en épocas de lluvia atrae a miles de flamencos.

La Costa de los Esqueletos y sus barcos

La Costa de los Esqueletos es un traicionero tramo de costa donde muchos barcos encallan. Es una región inhóspita y misteriosa en la costa occidental de África, bañada por la corriente fría de Bengala que produce densas nieblas casi todo el año. Podéis recorrerla en un emocionante viaje en coche.

El cañón del río Fish y Lüderitz

Hacia el sur se encuentra el cañón del río Fish, una maravilla geológica. Inmenso y solitario, es un paisaje surrealista que se ha de contemplar por las mañanas, pues su luz es fascinante. Desde allí llegaos hasta Lüderitz, una antigua población colonial alemana. No muy lejos se puede contemplar la ciudad minera de Kolmanskop. Y no os perdáis Noordoewer, punto de partida para practicar rafting en la zona de cañones.

Rumbo a Walvis Bay

Walvis Bay es una zona de humedales y una gran salina, que alberga hasta sesenta mil aves. En los alrededores podéis hacer un minicrucero para observar colonias de focas y también de delfines.

Windhoeck, el rincón del viento

Su paisaje está salpicado por la erosión de sus ríos secos. La capital de Namibia, Windhoek, conocida como "El rincón del viento", os sorprenderá por su crisol de razas y el gran colorido de sus mercados. No os podéis perder la Iglesia de Cristo, una iglesia luterana de estilo neogótico inaugurada en 1910 tras el fin de la guerra entre los alemanes y varias tribus. Por eso se la conoce como la Iglesia de la Paz.

Paseo por sus reservas naturales

Cometa travel

Os podéis pasar días y días visitándolas. Las más espectaculares son la reserva de animales de Mahango, el parque de Caprivi, el Parque Nacional de Mudumu –con su extensa sabana y bosques de mopanes–, el Parque Nacional de Mamili –con sus grandes humedales–, la reserva de animales de Khaudum, la reserva de focas de Cape Cross, la reserva de animales de Hardap o el Parque del Namib-Naukluft –un área natural para disfrutar de las dunas del desierto especialmente bellas al amanecer–.

¿Más cosas? Acercaos a Swakopmund para practicar deportes de aventura, como surf por las dunas y paseos en quad, o desplazaos hacia el sur para escalar los gigantescos barjanes (dunas con forma de media luna) de Sossusvlei. Y en la región de Owambo, adentraos en Kaokoveld, una de las zonas más inaccesibles del país, hogar de los himba, una tribu de gran riqueza cultural.

¿Habéis sucumbido ante el maravilloso encanto de Namibia? Recordad en todo momento que si os sentís relajados será más fácil afrontar los últimos detalles del enlace, como definir el peinado de novia o buscar las canciones de boda más indicadas para cada momento. Ánimo. ¡Ya falta menos!

¿Aún no tienes la luna de miel? ✈

Pide información

Te puede interesar

Comentar

Más sobre Luna de miel

Artículos por temas

Volver arriba