Luna de miel

Luna de miel en las Montañas Rocosas de Canadá

Por Lola Márquez, el 13/04/18
Lola Márquez
Luna de miel en las Montañas Rocosas de Canadá

¿Aún no tienes la luna de miel? ✈

Consulta precios
Comentar

Todos los expertos coinciden: las Montañas Rocosas de Canadá se han de visitar al menos una vez en la vida por la espectacularidad de sus paisajes. Así que si elegís este destino de postal para vuestra luna de miel, viviréis un sueño mágico.

Probarte vestidos de novia que te sienten como un guante y que vayan a juego con los zapatos de novia no va a ser tarea fácil, como tampoco lo ha sido encontrar esas maravillosas invitaciones de boda con las que comunicar la fecha de vuestro gran día a familiares o amigos o elegir un destino para la luna de miel que os guste a los dos. Si todavía no tenéis nada decidido, no olvidéis valorar la opción de las Montañas Rocosas de Canadá. Seguro que no os defraudará. Al contrario.

Situadas en las provincias de Alberta y la Columbia Británica, a 800 kilómetros al este de Vancouver, las Montañas Rocosas son una sucesión de cordilleras con siete Parques Nacionales de altas cumbres, glaciares, cascadas y verdes valles. Un tesoro para los amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre.

Una visita a Calgary

Calgary, la ciudad más grande de la provincia de Alberta, situada a tan solo 80 kilómetros al este de las Montañas Rocosas, es el lugar perfecto para empezar este viaje. Antes de partir hacia las Rocosas vale la pena dedicarle unas horas. No os podéis perder:

¡Siete parques nacionales!

Las Montañas rocosas os esperan con sus increíbles Parques Nacionales: Banff, Jasper, Kootenay, Yoho, Mount Robson, Mount Assiniboine y Hamber, acompañados de cordilleras, como la Western Ranges, Front Range y quizá la más espectacular de todas, Main Ranges, con sus campos de hielo y glaciares. Aunque todos los parques son únicos hay dos que no os podéis perder: Banff y Jasper.

Banff y sus lagos

A hora y media de Calgary, es uno de los lugares más hermosos del planeta. Con unos 6600 kilómetros cuadrados de extensión, podréis disfrutar de lagos, como el Louise, el Peyto, el Moraine o el Bow, así como de sus majestuosos cañones creados por las aguas de los rápidos que cruzan el paisaje. Uno de los puntos más conocidos es la zona que rodea al lago Peyto. Sus aguas color turquesa enmarcan el hermoso valle del Waputik Range. ¿Más cosas? Recorred la Icefields Parkway, una de las carreteras panorámicas más bonitas de Canadá. Os quedaréis asombrados.

Rumbo a Jasper

De camino, podréis ver el Glaciar Columbia. El deshielo de este glaciar forma las impresionantes cascadas de Athabaska. Jasper es el más septentrional de los parques naturales de las Montañas Rocosas. Poco frecuentado por turistas, en el pueblecito de Jasper encontraréis rutas que os permitirán conocer de cerca el lago Beauvert, el Monte Edith Clavell, el Lago Pirámide, el monte Robson –el punto más alto de las Rocosas– y el Valle Malign, con sus preciosas vistas al atardecer.

Y también… Kootenay y Yoho  

El Parque Nacional Kootenay debe su nombre al río Kootenay, el río más grande que lo cruza. Es conocido por sus piscinas termales, el lago de Oliva y el Cañon Marble. Y, por último, en el Parque Nacional Yoho os esperan sus preciosos lagos de color turquesa y los saltos de agua más altos de las Montañas Rocosas.

Un último consejo…

No os perdáis el trayecto del tren Rocky Mountaineer, que discurre entre las Montañas Rocosas, con miradores panorámicos para disfrutar del paisaje.

¿Qué os parece? Si ya habéis decidido el destino de luna de miel, pensad que aún tenéis pendientes otros temas importantes, como encontrar ese ramo de novia perfecto con el que completar el outfit nupcial de la novia o esas maravillosas ideas originales de boda que van a encantar a todos vuestros invitados.

¿Aún no tienes la luna de miel? ✈

Consulta precios

Te puede interesar

Comentar

Más sobre Luna de miel

Artículos por temas

Volver arriba