La boda de Ross y Audrey: un "sí, quiero" con inspiración tailandesa

La boda de Ross y Audrey: un "sí, quiero" con inspiración tailandesa

Alba Moreno

Por Alba Moreno, el 04/11/17

Crónicas de boda 1

Compartir

Reino Unido, y concretamente la magia de Londres, fue testigo del nacimiento de este amor... La relación de Ross y Audrey surgió de la forma más inesperada, así como su romántica pedida de mano. Conoced la historia de esta pareja tan fantástica.

Ross y Audrey se conocieron en 2012. Él de Londres y ella de Sidney (Australia), su amor surgió de la forma más inesperada; Audrey se mudó a la capital inglesa en 2008 y no sería hasta pasados unos años, en un local de la ciudad, cuando se encontraría con ese joven que, sin apenas imaginarlo, se convertiría en el amor de su vida. ¡Y ella en el de él!

Después de 4 años y medio viviendo una relación fantástica, en la que no faltó el amor, la amistad y una complicidad muy especial, Ross y Audrey se decidían a dar el gran paso: llegaba el tan esperado "sí, quiero".

De la forma más indesperada

La pedida resultó ser completamente inesperada. Y es que, aunque la pareja había hablado varias veces sobre la idea de casarse, nunca llegaba ese momento. Audrey soñaba con que su chico le pidiera matrimonio en cualquiera de los viajes que ambos realizaban... pero tampoco fue así. ¡Y mucho mejor! Pues, llegado el momento, le sorprendió por completo.

En su tercer aniversario como novios, y mientras disfrutaban de una espectacular cena en un restaurante londinense, Ross lo tenía todo preparado. Entonces sí; había llegado el momento de declarar su amor –una vez más– a la que ya era la mujer de su vida. Audrey, que por supuesto no dudó en darle el "¡sí!", no pudo contener las lágrimas.

Así, la pareja comenzaba uno de los capítulos más importantes de sus vidas: la organización de un enlace inolvidable.

Un día mágico, original, divertido

Ross y Audrey apostaron por darse el "sí, quiero" en una acogedora masía típica catalana en Gavá (Barcelona), enamorados del lugar por su belleza y por el clima cálido, la cultura y la comida que caracteriza al país.

Septiembre fue el mes escogido por ambos enamorados, que celebraron su romántica cita en la zona ajardinada de la masía, en pleno aire libre, y el banquete y la fiesta posterior en una de las hermosas salas de las que dispone el lugar.

Y aunque la novia barajaba un sinfín de posibilidades y de estilos para vestir su boda, lo cierto es que, finalmente, tanto Ross como Audrey pusieron de su parte en la elección de una decoración plenamente personal, algo informal y, ante todo, ¡divertida!

Destacaron varios detalles de la decoración, como sus colores naturales, el hecho que Audrey quisiera aprovechar la belleza y las flores propias del escenario, la importante presencia de plantas suculentas, así como detalles hechos de mimbre y madera… y, por supuesto, el naranja como color protagonista del escenario; el favorito del novio.
También destacó el hecho que la pareja quisiera transportar parte de la cultura tailandesa en su enlace. Audrey, de herencia tailandesa, soñaba con incluir algo en honor a su precioso país. Por ello, y a través de las sugerencias de sus padres, ambos novios lucieron dos guirnaldas de flores de papel que colgaron de sus cuellos siguiendo una clásica tradición de la región.

GAU Catering, por su parte, fue el encargado de poner el broche de oro en un banquete nupcial exquisito.

Únicos y radiantes

La novia lució un precioso diseño de Maggie Sottero; un vestido con algo de manga, espalda al descubierto y una bonita falda de corte en A. Complementó su look con un romántico recogido bajo y un ramo de flores creado por sí misma. Ross, el novio, apostó por un traje hecho a medida de Dresses2Kill en un tono grisáceo.

Inolvidable

De este romántico día fue testigo Jose Reyes. Ross y Audrey se enamoraron por completo de su trabajo excepcional con la cámara, algo que les llevó a decantarse por él sin dudarlo en un instante. Así, el fotógrafo captó a la perfección cada destello de felicidad; el día mágico de unos novios que irradiaban absoluta paz y un amor sinigual... No perdáis detalle del inolvidable día de Ross y Audrey. Una pareja única.

Te puede interesar

Comentarios (1)

Cristina

Cristina

El 4/11/2017 a las 09:12

Me a encantado la boda de esta pareja, es una bota que e notado acercamiento, complicidad, felicidad y no solo de la pareja en cuestion, si no de todo los invitados a esa boda tan especial con un toque de cultura taliandesa, me encanta vuestra historia, vuestra boda........enhorabuena pareja!!!

Responder
Comentar

Artículos por temas

Volver arriba