La boda de Roberto y Ana: el amor a primera vista ¡existe!

La boda de Roberto y Ana: el amor a primera vista ¡existe!

Alba Moreno

Por Alba Moreno, el 30/11/17

Crónicas de boda

Compartir

Roberto y Ana tuvieron la suerte de encontrar el amor de su vida en tan solo un instante. Se encontraron, se conocieron y, tras pocos meses compartiendo una complicidad única, se enamoraron. No perdáis detalle de esta perfecta historia de amor.

La pareja que forman Roberto y Ana son el claro ejemplo que el amor a primera vista no existe solo en las películas. Y es que, tras coincidir y conocerse durante el primer día de trabajo de Ana en Barcelona, una complicidad muy especial hizo que pronto surgiera la llama entre ellos. De esta conexión, los jóvenes no quisieron perder ese regalo que la vida les había puesto en el camino. Encontrar a tu media naranja es una suerte que muy pocos corren... y Roberto y Ana fueron de esos afortunados. Por ese motivo, la pareja no dudó en comenzar un mismo camino juntos, de la mano.

Formentera, testigo de romántica pedida

Tan grande era su amor, así como el sentimiento que brotó entre ellos desde el primer momento, que tan solo 22 meses más tarde de tomar esa primera decisión, Roberto y Ana quisieron probar con la aventura del matrimonio. Otra decisión de la que, y de nuevo, no se arrepentirían jamás. 

Formentera y una de sus calas más emblemáticas –Cala Saona– fueron testigos de ese emotivo "¡sí!" con el que Ana aceptaría la pedida de mano de Roberto. Y es que, aunque desde el inicio de su relación ambos tenían claro que querían celebrar su amor frente el altar, finalmente fue Roberto el encargado de dar el gran paso. Y qué mejor forma de hacerlo que cenando con el mar como telón de fondo en la isla más paradisíaca de las Islas Baleares. ¡Espectacular e inolvidable!

Zaragoza, escenario de su "sí, quiero"

La pareja se decidió por una finca de Zaragoza para la celebración de su enlace. Sacándole el máximo partido a la esencia natural que caracterizaba el propio escenario, Roberto y Ana apostaron por vestir su telón haciendo un guiño a esa misma línea, bajo un manto de estilo rústico. Tampoco faltaron detalles de tendencia más elegante y chic, como una guiño, esta vez, al estilo propio de la pareja.

El enlace de Roberto y Ana fue especial por muchas cosas, pero sin duda destacó de lo común por tratarse de un enlace con una parte de carácter policial –debido a la profesión del novio–. En cuanto a la decoración –que, como bien decíamos, se trató de una fusión rústico chic de excelente gusto–, destacaron detalles como el predominio del blanco y del verde más vibrante, la perfecta iluminación que cubrió el escenario –tanto exterior como interior– y el importante papel de la paniculata, las hojas, las margaritas y las rosas en tonos nude –que sirvieron como broche de oro en la decoración de cada pequeño elemento–. 

El toque final lo dio Guian Catering que, a través de un menú nupcial que deleitó a todos los paladares, se convirtió en el augurio de una fiesta postboda absolutamente fantástica e inolvidable.

Sencillez y naturalidad

Roberto y Ana conquistaron vestidos de novios, pues ambos acertaron de lleno en la elección de su vestuario nupcial. Por un lado, Roberto decidió lucir el traje de gala del Cuerpo Nacional de Policía, complementándolo con unos zapatos Martinelli. Hecho que le llevó a ser un novio absolutamente diferente.

La novia, por su parte, brilló con luz propia con un precioso vestido de Pol Núñez, de corte en A y escote barco. Un recogido bajo elaborado por Isabel Gálvez de Isabel II, un tocado de flores de Mireia Abras y unos pendientes Tous bastaron para culminar con un outfit nupcial sencillo y romántico. ¡De 10!

Inolvidable

La boda de Roberto y Ana fue inolvidable, no cabe duda de ello. Los ojos llenos de ilusión de los novios, la emoción que sintieron sus más queridos por estar presentes en un día maravilloso para la pareja y la cuidada decoración del escenario, convirtieron el "sí, quiero" de estos recién casados en un día lleno de magia. 

De todo ello fue testigo el equipo fotográfico de Wild Horses Studio, que convirtió esa esencia única del gran día B de los novios en un sinfín de recuerdos en forma de imágenes.... ¡enamoraos por completo de ellas!

Te puede interesar

Comentar

Artículos por temas

Volver arriba