La boda de Darío y Jordi: un romántico "sí, quiero" en el castillo de Peralada

La boda de Darío y Jordi: un romántico "sí, quiero" en el castillo de Peralada

Alba Moreno

Por Alba Moreno, el 05/08/17

Crónicas de boda

Compartir

Dario y Jordi se daban el "sí, quiero" entre un sinfín de detalles personalizados y llenos de originalidad. El castillo de Peralada se hacía eco de un enlace mágico, que ambos enamorados convirtieron en una auténtica fiesta. ¡Inolvidable!

Atentos, divertidos, guapos y simpáticos. Después de varios años de noviazgo, Darío y Jordi se daban el "sí, quiero" en una boda propia de una pareja excepcional. La misma magia que desprenden sus personalidades vistió el día más importante de sus vidas. ¡Un enlace digno de guardar siempre en el recuerdo!

Diversión y elegancia

La pareja soñaba con un día sofisticado y elegante, siempre bajo su dosis particular de humor y originalidad. Por ello, ambos novios estuvieron de acuerdo en que el lugar perfecto para darse el "sí, quiero" no podía ser otro que el castillo de Peralada (Girona). Así, en un total de 8 hectáreas repletas de rincones excepcionales, Darío y Jordi escogieron la biblioteca del propio castillo para llevar a cabo su original enlace; un lugar mágico y acogedor, que fue testigo de un sinfín de sentimientos que brotaron a flor de piel. 

No obstante, antes de la ceremonia ¡la fiesta ya había comenzado! Darío y Jordi reservaron una sala del castillo que convirtieron en un auténtico salón de belleza. De esta forma, los novios, sus respectivas damas de honor y best men, así como sus familiares, se arreglaron para la ocasión con la ayuda de varios estilistas. ¡Todo un lujo!

Además, Darío y Jordi cubrieron su boda de varios detalles y una decoración exquisita. Así, destacaron las rosas blancas que complementaron los asientos de la ceremonia, las letras XXL iluminadas que novios e invitados utilizaron como photocall y el autobús de 1933 que llevó a todos los invitados al lugar de celebración –y que los novios alquilaron a través de Autocars Soler i Sauret–. También destacaron los regalos que los novios entregaron a sus invitados: muñecos de príncipes y princesas Disney completamente caracterizados y fantásticos ramos de flores. 

Inolvidable. Así fue el primer baile de la pareja como recién casados. Después de abrir la pista con un baile de dos, Darío y Jordi no tardaron en llamar a sus damas de honor y best men, con los que disfrutaron de una coreografía absolutamente genial.

Originalidad y personalidad en sus looks

Ambos novios lucieron radiantes vestidos iguales, con un mismo traje de Señor en tonos azulados, camisa blanca, pajarita y zapatos oscuros. Sin duda, el toque de color lo concedieron sus divertidísimos calcetines: ¡a rayas y de muchos colores!

Explosión de emociones

El equipo fotográfico de Laia Ylla Foto tuvo el placer de presenciar un enlace que, sin duda, dejó huella. Su trabajo se traduce en un sinfín de capturas convertidas en recuerdos imborrables... La viva imagen de un "sí, quiero" mágico y una auténtica fiesta. ¡No perdáis detalle del fantástico día B de Darío y Jordi!

Te puede interesar

Comentar

Artículos por temas

Volver arriba