Érase una vez, Tailandia

Érase una vez, Tailandia

Laura Fort

Por Laura Fort, el 13/11/17

Luna de miel Publirreportaje

Compartir

Vivid una luna de miel única e inolvidable en Tailandia de la mano de Nautalia Viajes. Descubrid este país y los diferentes rincones únicos que os están esperando. ¡Os enamoraréis de sus bellos paisajes y de sus grandes contrastes!

¿Pensando en destinos maravillosos para vuestra luna de miel? Si os encanta descubrir culturas nuevas, vivir experiencias únicas y sorprenderos con paisajes de ensueño, estáis de enhorabuena. Tailandia es un lugar perfecto para vuestro viaje de novios. Y Nautalia Viajes os lo pone muy fácil, ya que entre la variada oferta de destinos para los recién casados se encuentra el del país de la eterna sonrisa como uno de los lugares perfectos para empezar una nueva etapa en vuestra bonita historia de amor. Además, como expertos en lunas de miel, os ofrecerán ventajas exclusivas para la reserva. ¡Y no dejarán nada al azar! Vosotros solo tendréis que preocuparos de disfrutar del momento y de uno de los viajes más inolvidables de vuestra vida. ¿Preparados para descubrir las múltiples opciones de Tailandia?

Bangkok y alrededores

De espíritu budista, Tailandia os invitará a conocer templos donde sumergiros en un bienestar absoluto. En la antigua capital, a unos 80 km de Bangkok junto al río Chao Phraya, os espera el impresionante Ayutthaya. Allí podréis visitar sus ruinas, entre las que se encuentra el templo de Wat Mahathat, donde se puede observar la curiosa cabeza de un Buda entrelazada por las raíces de un árbol.

Y si os quedan fuerzas, despedid el día en la imparable Bangkok. Una ciudad con un ritmo de vértigo, que se vuelve todavía más intenso cuando llega la noche. Clubs, discotecas y luces de todos los colores son los responsables de la fama nocturna de la capital, la ciudad más poblada de Tailandia.

Triángulo de Oro

Si vais en busca de la tranquilidad más remota, tenéis la suerte de recorrer un país que todavía guarda territorios vírgenes como el Triángulo de Oro, una jungla situada en la frontera con Laos y Birmania. Echaros la mochila a la espalda, aseguraros de tener una buena previsión de agua y preparada la cámara de fotos. 

Eso sí, guardad energías y batería en la cámara para visitar Chiang Rai. Y es que uno de sus mayores atractivos es Wat Rong Khun, más conocido como el templo blanco. Un colosal edificio budista considerado como uno de los más bellos de Tailandia. ¡Seguro que no os deja indiferentes! ¿Lo mejor para llegar hasta allí? Una ruta en elefante, el gran reclamo para los turistas de Tailandia.

A unas tres horas de viaje encontraréis Chiang Mai. ¿Qué visitar? Sobre todo el templo Wat Phra That Doi Suthep, a menudo referido simplemente como Doi Suthep, que es el nombre de la montaña en la que se encuentra. Para llegar a la cumbre tendréis que elegir entre subir 309 escalones o tomar un funicular. Un lugar de imprescindible visita tanto por su gran belleza como por su agradable ambiente y sus magníficas vistas.

Playas únicas

Viajando hacia el sur del país os encontraréis con playas paradisíacas para desconectar, como las de Phuket. Hay aproximadamente unas 35 y todas son excepcionales y una auténtica maravilla de la naturaleza gracias a su blanca y fina arena, y a sus aguas transparentes. Y si queréis completar vuestro momento relax es imprescindible probar un auténtico masaje tailandés para renovarse por completo. 

Aunque si aún os queda energía, queréis un plan más activo y tenéis la suerte de que hay luna llena en el cielo, no podéis faltar a la fiesta que le dedican en la playa de Haad Rin. Su origen se remonta a los años 80, cuando unos mochileros decidieron dedicarle al plenilunio una fiesta en la playa. El evento se popularizó hasta tal punto que, hoy en día, es una parada obligatoria para los visitantes.

Comida

Vayáis donde vayáis de este fascinante país, hay una experiencia que no podéis dejar de vivir, probar la comida típica. Para los más valientes: carne de cocodrilo, cucarachas, saltamontes y demás bichos. Y para los paladares menos atrevidos: sopa de bambú, frutos tropicales, mariscos y, como no, Pad Thai. Pero, sin duda, la base de la alimentación de los tailandeses (y también de su economía) es el arroz. Así que no dejéis de visitar alguno de los verdes arrozales del país. 

Un viaje, en definitiva, lleno de paisajes increíbles, llamativos contrastes, gente amable y risueña, y en el que vivir experiencias únicas. Un fabuloso país que os sorprenderá en cada rincón que visitéis. Una experiencia inolvidable que no podéis desaprovechar. Seguro que os enamoraréis de uno de los territorios más bellos del continente asiático, de su exotismo. ¡No lo dudéis más y elegir Tailandia para vuestra luna de miel! Nautalia Viajes os ayudará en todo lo que necesitéis.

Te puede interesar

Más sobre Luna de miel

Artículos por temas

Volver arriba